14 Introducción a Quien bien obra, siempre acierta

Autores:
Juliet Aguilera Gonzalez, Liv Duffy, Tim Fay y Lucas Toglia

Resumen de la novela

La novela Quien bien obra, siempre acierta, es sobre amor y odio. La novela empieza con Don Alonso regresando a su casa en Sevilla, después de ocho años de servicio en Flandes. En su camino a casa se encuentra con Doña Esperanza. Ella fue secuestrada por un par de hombres que cavan una tumba para ella. Los secuestradores tiene la intención de matarla.  Él la salva de ser asesinada con la ayuda de sus criados. Doña Esperanza trata de mantener a su identidad secreta, pero finalmente acepta su y historia y Don Alonso se entera que ella es la novia de su hermano don Luis. Él, Don Luis, no quiere casarse hasta que regrese su hermano. El padre de Doña Esperanza no aprueba la relación de Doña Esperanza y Don Luis. Leonardo, medio hermano de Doña Esperanza e hijo ilegítimo de Don Álvaro se entera de que ella quiere escapar con don Luis. Don Álvaro y Leonardo planean llevar a Doña Esperanza a un convento. En realidad, ellos planean asesinarla, su padre prefiere que ella muera antes de que se case con Don Luis, su enemigo. En el siglo de oro, el padre tiene control sobre su hija por la razón de que las mujeres siempre eran objeto de alguien. Después de que la secuestran, el padre de Doña Esperanza quiere que le corten la cabeza a Don Luis por haberse “robado” a su hija. Aunque él no se la robó, podemos ver que el honor de Doña Esperanza está puesto a prueba. Don Alonso ayuda a aclarar la situación y ayuda que su hermano se case con Doña Esperanza. Leonardo va a la cárcel y Don Álvaro tiene que liberar a su esclava, Juliana. El amor triunfa al final. Los villanos de la historia reciben su castigo.

El contexto sociohistórico del paradigma patriarcal

El paradigma patriarcal es una idea que ha existido por mucho tiempo, entonces ha prosperado desde las estructuras de las sociedades antiguas hasta el día presente. Un concepto importante del paradigma patriarcal es que los hombres son los líderes y tiranos de la sociedad. El concepto vino del término, “androcentrismo.”  Entonces, “históricamente, el paradigma patriarcal ha sido antropocéntrico y, consecuentemente, androcéntrico” (Novo 2003).  Androcentrismo es la idea que los hombres tienen más respeto en el aspecto de sus identidades.  Por ejemplo, «Androcentrism refers to the tendency to prioritize men as a seemingly “gender-neutral” standard, while “otherizing” women as gender-specific» (Bem, 41).  De esta idea, el paradigma patriarcal es un concepto que describe la sociedad donde los hombres son generalmente más importantes y superiores que las mujeres en muchos aspectos de la vida.  En España, muchas obras de literatura demuestran el paradigma patriarcal. El paradigma patriarcal es importante porque existe en el contexto sociohistórico como las obras literarias.  Más específicamente, “ha estado basado en la idea de dominio que unas veces se ha explicitado como dominio a la naturaleza y otras como dominio de unos seres humanos por otros, en el caso que nos ocupa de los hombres sobre las mujeres” (Novo 2003).  Otro concepto fundamental del paradigma patriarcal es el dominio de los hombres en el establecimiento de la civilización.  Por ejemplo, “nuestra civilización está basada en la producción y el comercio, se ha construido sobre una sociedad anterior, la sociedad patriarcal” (García 1).  Según este punto de García, el paradigma patriarcal es un concepto muy fundamental a la manera en que nuestra sociedad funciona.  Además agrega que, “el maltrato sobre la mujer sigue siendo habitual en España y en el resto de los países que nosotros denominamos desarrollados” (García 1).  Desde el establecimiento de las sociedades muy antiguas, las mujeres han sido menospreciadas, sus obligaciones han sido limitadas a cuidar por los hijos, apoyar a su esposo, y quedarse en casa, entre otras cosas. Por ejemplo, “el trabajo de las mujeres ha sido generalizado para satisfacer las necesidades básicas de la existencia humana.  Esto comprende desde la producción de alimentos hasta el trabajo doméstico, tareas que, mayoritariamente, se realizan en el marco del hogar y de las comunidades” (Novo 2003).  De esta idea, las mujeres no han ofrecido las mismas oportunidades que los hombres porque no tienen el mismo valor que los hombres.  Por esa razón, “las mujeres han tenido y tienen, consecuentemente, muchas menos posibilidades que los hombres para convertir su trabajo en ingresos…” (Novo 2003).  Estas ideas han sido reforzadas en las mentes de los hombres.  Específicamente, “estos valores son internalizados por unos y por otras haciéndoles a ellos, dominadores y haciéndoles a ellas sumisas” (García 2).  Además, es importante considerar la perspectiva de los hombres en el Siglo de Oro en España, y como el lenguaje y la retórica del tiempo reflejan la sociedad patriarcal.  La estructura de la sociedad durante este tiempo fue creada por la interpretación masculina de su propia superioridad, y es claro que las mujeres la entienden.  Por ejemplo, su modelo nuevo de la masculinidad estaba basado en ideas que los escritores masculinos desarrollan, pero también enfatiza cómo los hombres trataban a sus esposas (Gomez 1).  Esta muestra la idea que los hombres influyen en todos los aspectos de la sociedad, incluyendo los pensamientos de la mujer, y la importancia social de los hombres.  Es tan importante incluir que la vida en general era dominada por los hombres, las obras de literatura, la política, la escena social. Por ejemplo, “los personajes masculinos, dinámicos, viriles, inteligentes, y fuertes eran dispersos en la literatura de España y definen la hombría durante muchos siglos» (Gomez 5).  En general, el paradigma patriarcal es un concepto muy central en muchas sociedades antiguas y modernas, y tiene relevancia importante en el texto Quien bien obra, siempre acierta.

La nobleza y el honor de la familia

El tema del honor y la nobleza familiar está profundamente ligado a la desigualdad de género en la quinta novela de Mariana de Carvajal y Saavedra. En la novela, un ejemplo principal de la nobleza familiar es del medio hermano de Doña Esperanza, Leonardo. Leonardo comparte el mismo padre, Don Álvaro, con Esperanza, pero tiene una madre esclava. Ante la sociedad, él es el hijo ilegítimo mientras que Esperanza es la hija legítima. En este tiempo, ser un hijo ilegítimo era una vergüenza y era lo opuesto de ser de una familia noble, aún en una familia de honor como la familia de Esperanza. Para contexto social, no fue hasta el siglo siguiente cuando los hijos bastardos fueron más aceptados en la sociedad (Soto, 2013). Es claro que en esta novela, el padre tiene una mejor relación con su hijo ilegítimo que con su propia hija. Don Álvaro anunció públicamente a su hijo ilegítimo. Para Don Álvaro su hijo, aunque es ilegítimo, lo enorgullece.  La razón por la que Don Álvaro prefiere a Leonardo es porque él es un hombre, aunque sea un hijo ilegítimo. Leonardo se comporta como si fuera mejor que Esperanza porque ella es una mujer. Él la trata como si ella fuera inferior a él.  Él la abofetea en la cara, y le roba sus cartas. Él le da las cartas a su padre que causan una ruptura entre Doña Esperanza y Don Álvaro.  Más tarde, Don Álvaro trabaja con su hijo para eliminar a su hija porque ella ama a Don Luis, su enemigo. Para Don Álvaro que su hija quiere casarse con su enemigo es visto como una traición. Digno de mención, el grado de favoritismo por cualquier familia es extremo, pero el hecho de que sea para un hijo bastardo sobre una hija legítima es increíble. Esto muestra cómo las mujeres inferiores eran comparadas con los hombres. El favoritismo de Don Álvaro con su hijo bastardo aunque es producto de una relación extramarital con una mujer esclava sobre su hija ilegítima demuestra esto perfectamente. Esto es significativo, dado que en este tiempo tener un hijo ilegítimo no era bien visto, que aún así, están por encima y  son más poderosos que las mujeres.

El matrimonio

El tema del matrimonio, especialmente el matrimonio concertado, es muy relevante en el siglo de oro en España, por lo tanto es pertinente en el texto Quien bien obra, siempre acierta.  El objetivo final para cada familia es casar a las hijas con hombres de bien.  Específicamente, según Maribel Martinez Lopez, “Para la mujer, el estado más conveniente, el ideal, es el matrimonio, institución útil para el progreso y buen funcionamiento del Estado, desde la que se aportan nuevos ciudadanos favoreciendo el crecimiento del país” (77).  De la novela, el ejemplo más obvio es que el padre de Doña Esperanza, Don Álvaro, no quiere que su hija se case con Don Luis, porque a él no le gusta Don Luis.  En realidad, él lo odia.  En España era muy común en muchas familias nobles, como la familia de Esperanza, que el matrimonio de la hija fue concertado por el padre y los hermanos. Había muchas razones diferentes en que era tradicional para el padre organizar el matrimonio para su hija, pero una de las más importantes era conservar el honor de la familia.  Este tema es muy relevante en la novela. También, el matrimonio es significativo porque Don Álvaro necesita aceptar al hombre que su hija ama, Luis, para conservar su propia reputación.  Después de que Don Álvaro intentó acusar a Don Luis de crímenes que no cometió, y Luis estaba en la cárcel, los jueces le dijeron a Álvaro que aceptara el matrimonio entre su hija y Luis si no quería más consecuencias para sus relaciones con Juliana. Esencialmente, Álvaro necesitaba permitir el matrimonio porque si él lo prohibiera, él sería la víctima de la humillación pública. Es muy interesante que el matrimonio que primero no quería, es la cosa que le salva de la reputación, y que invalida su odio de Luis.  Por eso, el tema del matrimonio es tan importante en la novela.  Por lo tanto, la idea de la dote es muy importante también.  La dote era una manera para preparar a la mujer para el matrimonio, y para mostrar la nobleza de la familia de la mujer.  El tamaño de la dote tenía mucha importancia porque más grande la dote, más noble la familia.  Básicamente la dote era la contribución de la mujer a su nueva vida con un hombre.  Pero algo interesante de esta novela es que al final, Juliana recibe dinero para su dote y entonces Álvaro agrega una boda entre Juliana y un otro hombre.  Además de que Juliana recibio su libertad de Don Álvaro, todavía era necesario que ella estar con un hombre.  Este idea muestra la importancia del matrimonio en este tiempo del siglo de oro.

Bibliografía

Bem, Sandra LipsitzThe Lenses of Gender: Transforming the Debate on Sexual Inequality.  Yale University Press, 1993.

Gomez Jr., Clemente. Manhood in Spain: Feminine Perspectives of Masculinity in the Seventeenth Century.  Master’s thesis, University of North Texas, 2016.

Hué García, Carlos. “Inteligencia emocional y prevención del maltrato de género.” 2o Jornadas sobre violencia familiar, Universidad de Zaragoza, 2004, n.p.

Martinez López, Maribel. “La imagen de la mujer en la literatura española del siglo XVIII. Paradigmas de género en la comedia neoclásica.” Anagnórisis: Revista de investigación teatral, vol. 1, 2010, pp. 59-86.

Martínez Soto, María. “El matrimonio y la mujer en el siglo XVIII.”  Sin fecha.

Novo, María.  “La mujer como sujeto, ¿utopía o realidad?Polis [en línea], vol. 6, 2003.

Licencia

Icono de Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Excepto cuando se especifiquen otros términos, Navidades de Madrid y noches entretenidas por Mariana de Carvajal y Saavedra se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Compartir este libro